Me llamo Maite, y entre mis muchas aficiones se encuentra la cocina, viajar y los animales.

En este blog quería compartir con todos los que tengais un ratito para leerme algunas de las recetas de cocina que hago, los sitios que he visitado y algunas otras cositas que me parezcan interesantes.

Tengo que agradecer a muchas personas la ayuda que me han prestado dándome recetas; no quiero nombrar a nadie pues seguramente dejaría fuera a alguien sin querer.

Algunos foros de cocina me ayudaron mucho en mis comienzos, y aunque ahora no participo en ellos sigo dándoles las gracias por los conocimientos que compartieron conmigo, y por las buenas amistades que me han quedado de esa época.

El blog lo inicié ya hace unos años, pero por diversos motivos lo he tenido abandonado bastante tiempo. Ahora tengo ocasión de volver a compartir mis experiencias con vosotros.




viernes, 6 de noviembre de 2015

Nescafé Cappuccino (campaña The Insiders)


De vez en cuando participo en campañas de promoción de productos que se basan en la publicidad "boca a boca". Esta vez he tenido la suerte de ser seleccionada a través de The Insiders, para probar de forma gratuita y dar a conocer el Nescafé Cappuccino.

Para ello he recibido un pack con un bote de 250 grs. de Nescafé Cappuccino para probarlo yo, y veinte sobres de muestra para repartir entre familiares, amigos y conocidos.

Ya llevamos dos semanas de campaña y en este tiempo ya he probado el producto lo suficiente como para formarme una opinión. Además, también he recibido la opinión de todos los que lo han ido probando gracias a las muestras que he repartido.

La forma de preparación es la siguiente: se echa el Nescafé Cappuccino en una taza, se añaden 150 ml. de leche o agua a 85ºC (es decir, a punto de hervir), se remueve, se deja reposar 30 segundos para que la crema se forme y finalmente se remueve de nuevo.

Personalmente me gusta más prepararlo con leche que con agua, pero eso dependerá del gusto de cada uno. Tiene un sabor intenso a café, y se forma una espuma abundante que resulta muy agradable. A mí me apetece más tomarlo después de comer o por la tarde, por la mañana prefiero el café tradicional de cafetera. Mi opinión sincera es que merece la pena probarlo, y que a partir de ahí cada persona decida si el producto le gusta o no. Es una forma rápida de prepararse un Cappuccino cremoso en casa de forma sencilla y rápida, con un sabor que a la mayoría de la gente le convence. Además del sabor natural, que es el que yo he probado, lo hay descafeinado, sabor caramelo, sabor vainilla y sabor vienés (con un toque de chocolate). Será cuestión de ir probando todos a ver cuál gusta más.