Me llamo Maite, y entre mis muchas aficiones se encuentra la cocina, viajar y los animales.

En este blog quería compartir con todos los que tengais un ratito para leerme algunas de las recetas de cocina que hago, los sitios que he visitado y algunas otras cositas que me parezcan interesantes.

Tengo que agradecer a muchas personas la ayuda que me han prestado dándome recetas; no quiero nombrar a nadie pues seguramente dejaría fuera a alguien sin querer.

Algunos foros de cocina me ayudaron mucho en mis comienzos, y aunque ahora no participo en ellos sigo dándoles las gracias por los conocimientos que compartieron conmigo, y por las buenas amistades que me han quedado de esa época.

El blog lo inicié ya hace unos años, pero por diversos motivos lo he tenido abandonado bastante tiempo. Ahora tengo ocasión de volver a compartir mis experiencias con vosotros.




martes, 20 de mayo de 2014

Tarta de piruletas

















Ingredientes

Doce hojas de gelatina neutra
Dos yogures griegos
Cuatro cucharadas soperas de azúcar
700 grs. de nata para montar (35% de materia grasa)
100 ml. de agua
100 ml. de licor de piruletas (y un poco más para la base)
Piruletas
Galletas maría
Mantequilla

Elaboración

Triturar las galletas, añadir la mantequilla en pomada y un chorrito de licor de piruletas y mezclar bien con las manos hasta que la masa quede compacta como para cubrir la base del molde. Lo mejor es usar uno con la base desmontable.
Meter en el frigorífico.
Triturar piruletas, depende del gusto y del tamaño de las piruletas, he usado unas 15 de tamaño más bien pequeño. Echarlas en un cazo que se tendrá al fuego con 100 ml. de agua y mover hasta su total disolución.
Poner las láminas de gelatina en agua fría durante cinco minutos.
Retirar el cazo del fuego y añadir las láminas de gelatinas escurridas. Remover hasta que se disuelvan por completo.
En otro recipiente mezclar los yogures griegos con el azúcar y 100 ml. de licor de piruleta. Añadir la mezcla de gelatina y volver a remover bien.
En otro cacharro montar bien la nata, y con movimientos envolventes se añade la mezcla de la gelatina y piruletas hasta que quede una crema homogénea.
Verter la crema sobre la base de galletas y meter en el frigorífico hasta el día siguiente.
Desmoldar, decorar y servir.