Me llamo Maite, y entre mis muchas aficiones se encuentra la cocina, viajar y los animales.

En este blog quería compartir con todos los que tengais un ratito para leerme algunas de las recetas de cocina que hago, los sitios que he visitado y algunas otras cositas que me parezcan interesantes.

Tengo que agradecer a muchas personas la ayuda que me han prestado dándome recetas; no quiero nombrar a nadie pues seguramente dejaría fuera a alguien sin querer.

Algunos foros de cocina me ayudaron mucho en mis comienzos, y aunque ahora no participo en ellos sigo dándoles las gracias por los conocimientos que compartieron conmigo, y por las buenas amistades que me han quedado de esa época.

El blog lo inicié ya hace unos años, pero por diversos motivos lo he tenido abandonado bastante tiempo. Ahora tengo ocasión de volver a compartir mis experiencias con vosotros.




lunes, 18 de febrero de 2013

Tarta de Donuts



Ingredientes


Para la base:

-2 sobaos (de esos pequeños que venden en bolsones)
-3 Donuts

Para la crema:

-6 Donuts
-400 ml. de nata para cocinar
-350 ml. de leche
-125 grs. de azúcar
-250 grs. de queso de untar tipo Philadelphia
-2 sobres de cuajada

Para el crumble:

-50 grs. galletas Digestive
-25 grs. de azúcar moreno
-25 grs. de almendras molidas
-30 grs. de mantequilla
-Media cucharadita de canela en polvo
-Un Donut

Elaboración


Se pulverizan los sobaos junto con los Donuts en un robot de cocina o con la batidora. Se vuelca la mezcla sobre la base del molde, se presiona y se alisa. No hace falta mantequilla para la base, pues con la grasilla de los sobaos y los Donuts la masa queda unida si se presiona bien. Utilicé un molde desmontable, pero sólo el aro, pues la base la hice directamente en el plato en el que iba a servir la tarta.

Para hacer la crema, primero se pulverizan los Donuts.
Se pone en el fuego la nata, la leche, los Donuts pulverizados y el queso de untar. Un vaso de leche se aparta y no se pone de momento al fuego, pues en ese vaso hay que echar y disolver bien los dos sobres de cuajada.
Ir removiendo la mezca al fuego para que no se formen grumos. Los Donuts no me quedaron bien pulverizados, por lo que metí la batidora en la cacerola para quitar los grumos y que los trozos de Donuts "desapareciesen", quedando una crema sin ningún tipo de trozo y muy cremosa.
Cuando la mezcla empiece a hervir se añade el vaso de leche con las cuajadas. Sin dejar de remover se deja que hierva de nuevo, se retira del fuego y se pone de nuevo al fuego hasta que hierva otra vez.
Se echa con cuidado la crema encima de la base y se introduce en la nevera hasta el día siguiente.

Al día siguiente se hacer el crumble. En un robot de cocina, o batidora, se trituran todos los ingredientes hasta que tengan un aspecto arenoso. Para mezclarlo bien, después de triturar fuí cogiendo trozos con los dedos y aplastando (la mantequilla debe añadirse bien fría) hasta que ví que la mantequilla estaba integrada del todo con el resto de ingredientes.
Añadir el crumble sobre la tarta.
Desmoldar y servir.



miércoles, 13 de febrero de 2013

Tarta de turrón de Jijona



Ingredientes


Una tableta y media de turrón de Jijona (en total 450 grs.)
Cuatro bricks de 200 ml. de nata para cocinar
600 ml. de leche
Tres sobres de cuajada
Galletas maría
Mantequilla
Cacao en polvo
Almendra en grano
Azúcar

Elaboración


La base de la tarta se prepara moliendo las galletas, y haciendo una pasta con mantequilla derretida y algo de cacao en polvo.
Lo mejor es hacerlo en un molde desmontable, de aro, aunque yo lo hice utilizando sólo el aro, pues lo preparé en la fuente en la que iba a servir la tarta.
Meter en la nevera la base preparada para que se enfríe.
En una cazo se pone toda la nata líquida, y la leche (menos un vaso que se habrá apartado). Añadir el turrón troceado y llevar a ebullición. Remover constantemente para que el turrón se deshaga bien.
Mientras deshacer los tres sobres de cuajada en el vaso de leche restante.
Cuando el contenido del cazo hierva, añadir la leche con las cuajadas removiendo y llevar de nuevo a ebullición. Retirar unos segundos del fuego, volver a poner a hervir y cuando lo haga retirar del fuego definitivamente.
Echar en el molde, sobre la base de galletas, despacito. Dejar enfriar e introducir en la nevera. Dejar hasta el día siguiente.
El mismo día en el que se vaya a comer la tarta (recomiendo hacerla un día antes) decorar con crocanti de almendra. Yo lo hice así: en una sartén poner la almendra en grano y tostar ligeramente, remover de vez en cuando. Cuando se haya tostado añadir tres cucharaditas de azúcar y seguir removiendo. El crocanti está listo cuando el azúcar se ha derretido y queda como caramelo.