Me llamo Maite, y entre mis muchas aficiones se encuentra la cocina, viajar y los animales.

En este blog quería compartir con todos los que tengais un ratito para leerme algunas de las recetas de cocina que hago, los sitios que he visitado y algunas otras cositas que me parezcan interesantes.

Tengo que agradecer a muchas personas la ayuda que me han prestado dándome recetas; no quiero nombrar a nadie pues seguramente dejaría fuera a alguien sin querer.

Algunos foros de cocina me ayudaron mucho en mis comienzos, y aunque ahora no participo en ellos sigo dándoles las gracias por los conocimientos que compartieron conmigo, y por las buenas amistades que me han quedado de esa época.

El blog lo inicié ya hace unos años, pero por diversos motivos lo he tenido abandonado bastante tiempo. Ahora tengo ocasión de volver a compartir mis experiencias con vosotros.




martes, 13 de noviembre de 2007

Tarta dos chocolates




.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
Ingredientes
.
Dos sobres de cuajada en polvo
150 grs. de chocolate negro
150 grs. de chocolate blanco
Medio litro de leche
Medio litro de nata líquida para cocinar
100 grs. de azúcar
Galletas maría
Mantequilla
.
Elaboración
.
Necesitamos un molde desmontable de unos 24 cms.
Triturar galletas maría (con la picadora, con un rodillo...) y mezclar con mantequilla ablandada para que nos quede una pasta moldeable. Cubrir con ella la base del molde desmontable.
En un cazo calentar 250 ml. de nata líquida con 150 grs. de chocolate negro partido a trozos. En un vaso poner un sobre de cuajada y añadir 250 ml. de leche, y mezclar bien.
Cuando la nata hierva añadir despacio y removiendo el vaso de leche con la cuajada. Incorporar 50 grs. de azúcar sin dejar de remover.
Cuando vuelva a hervir retirar del fuego unos segundos, volver a poner al fuego y llevar de nuevo a ebullición. Retirar. En todo este proceso hay que remover continuamente.
Despacio verter este líquido sobre la base de galletas y mantequilla, y dejar que vaya enfriando.
Repetir la operación con los 150 grs. de chocolate blanco (utilizar el resto de la leche, de la nata y del azúcar).
Mientras la primera capa de chocolate negro ya ha tenido que endurecerse, si es necesario meter el molde en la nevera para que enfríe antes. Con un tenedor raspar la superficie de la capa de chocolate negro, pues así conseguiremos que esta capa y la de chocolate blanco se unan y no resbalen.
Cuanto la capa de chocolate negro esté cuajada añadir despacio (verter sobre una cuchara boca abajo para no romper la capa de chocolate negro) el líquido con el chocolate blanco.
Dejar enfriar y meter en la nevera, la tarta deberá estar un día en la nevera antes de consumirse.
Posteriormente decorar con lo que queramos: virutas de chocolate, galletas, lacasitos...
Personalmente no me gustan las cosas muy empalagosas, por lo que yo no añado nunca nada de azúcar, para mí gusto el dulzor que da el chocolate es suficiente.

2 comentarios:

M.Carmen dijo...

Qué chula que te ha quedado.

A mi tampoco me gustan las cosas demasiado empalagosas, así que le doy poco al azúcar.

Noelia dijo...

Me estoy haciendo fan de tus recetas... Hemos hecho la tarta para el cumpleaños de mi marido que es muy chocolatero y nos hemos puesto las botas... Le eché el azúcar porque mi marido es muy goloso, pero todos pensamos que estaba muy dulce, la próxima vez no se lo echaré. Gracias por la receta!