Me llamo Maite, y entre mis muchas aficiones se encuentra la cocina, viajar y los animales.

En este blog quería compartir con todos los que tengais un ratito para leerme algunas de las recetas de cocina que hago, los sitios que he visitado y algunas otras cositas que me parezcan interesantes.

Tengo que agradecer a muchas personas la ayuda que me han prestado dándome recetas; no quiero nombrar a nadie pues seguramente dejaría fuera a alguien sin querer.

Algunos foros de cocina me ayudaron mucho en mis comienzos, y aunque ahora no participo en ellos sigo dándoles las gracias por los conocimientos que compartieron conmigo, y por las buenas amistades que me han quedado de esa época.

El blog lo inicié ya hace unos años, pero por diversos motivos lo he tenido abandonado bastante tiempo. Ahora tengo ocasión de volver a compartir mis experiencias con vosotros.




martes, 20 de noviembre de 2007

Los jardines del palacio la Granja (II)





































Jardines del Palacio de la Granja



























.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
Felipe V quedó fascinado por la belleza natural de la zona tras una visita al Palacio de Valsaín, por lo que mandó construir un Palacio siguiendo el ejemplo de su abuelo Luis XIV en Versalles.
La construcción de los jardines empezó en el año 1721, imitando los palacios de Versalles y Marly.
Esteban Boutelou fue el Jardinero Mayor encargado de diseñar las zonas verdes.Los jardines están dedicados a Diana, diosa romana de la caza y la luna, Artemisa para los griegos, al igual que Versalles está consagrado al dios sol Apolo. Además de árboles, flores y setos, el conjunto se complementa con 26 fuentes monumentales, con esculturas mitológicas y bellos juegos de agua.
Renato Fremin, Juan Thierry y Jacques Bousseau fueron los artistas encargados de modelar las esculturas, entre ellas, dioses, ninfas y criaturas mitológicas. Los jardines muestran la flora autóctona del lugar, mezcla de bosques continentales y vegetación mediterránea, y obtienen una forma equilibrada a partir de especies arbóreas como fresnos, pinos, tilos y arces.
También hay hayas, secuoyas, carpes y flora acuática en fuentes y arroyos.

Hogaza crujiente (Chefo)






.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
Ingredientes

300 grs. de agua
500 grs. de harina de fuerza
1 cucharadita de sal
1 cucharadita de azúcar
1 cucharadita de aceite
1 sobre de levadura seca de pan
.
Elaboración
.
Poner todos los ingredientes en la cubeta de la Chefo, primero los líquidos, después la sal, azúcar y harina, y por último la levadura. Programa 12 tostado light.
Si se pone mitad harina de fuerza, mitad harina normal, el pan también sale muy bueno y esponjoso y sale más económico, pues la harina de fuerza es bastante más cara que la normal.

miércoles, 14 de noviembre de 2007

Quiché de salchichas y panceta





.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
Ingredientes
.
PARA LA MASA
250 grs. de harina
125 grs. de mantequilla
Dos huevos
Sal
PARA EL RELLENO
200 ml. de nata para cocinar
Dos huevos
Un paquete de salchichas frankfurt
200 grs. de panceta
Una cebolla
Queso rallado
Aceite de oliva
Sal y pimienta negra molida
.
Elaboración
.
Poner en la cubeta de la Chefo los dos huevos previamente batidos, la harina, un poco de sal y la mantequilla previamente ablandada. Poner programa 51, dos veces (dura cada amasado seis minutos). Se puede amasar perfectamente a mano, sin la Chefo.
Envolver la masa en plástico film y guardar en la nevera una hora.
En una sartén con un poco de aceite rehogar la cebolla picada pequeña, las salchichas cortadas a rodajitas y la panceta cortada a trocitos.
Hacer una crema batiendo los dos huevos, incorporar la nata líquida y salpimentar.
Sacar la masa de la nevera y con un rodillo estirar fino. Colocar sobre la base de un molde desmontable de unos 26 cms. y dejar un borde alrededor del molde más alto (para poder poner el relleno y que no se salga).
Sobre la base poner la cebolla, salchichas, panceta, e incorporar la crema. Añadir queso rallado al gusto.
Precalentar el horno a 200ºC e introducir la quiché. Dejar hasta que esté dorada y cuajada. Servir caliente.

martes, 13 de noviembre de 2007

Tarta dos chocolates




.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
Ingredientes
.
Dos sobres de cuajada en polvo
150 grs. de chocolate negro
150 grs. de chocolate blanco
Medio litro de leche
Medio litro de nata líquida para cocinar
100 grs. de azúcar
Galletas maría
Mantequilla
.
Elaboración
.
Necesitamos un molde desmontable de unos 24 cms.
Triturar galletas maría (con la picadora, con un rodillo...) y mezclar con mantequilla ablandada para que nos quede una pasta moldeable. Cubrir con ella la base del molde desmontable.
En un cazo calentar 250 ml. de nata líquida con 150 grs. de chocolate negro partido a trozos. En un vaso poner un sobre de cuajada y añadir 250 ml. de leche, y mezclar bien.
Cuando la nata hierva añadir despacio y removiendo el vaso de leche con la cuajada. Incorporar 50 grs. de azúcar sin dejar de remover.
Cuando vuelva a hervir retirar del fuego unos segundos, volver a poner al fuego y llevar de nuevo a ebullición. Retirar. En todo este proceso hay que remover continuamente.
Despacio verter este líquido sobre la base de galletas y mantequilla, y dejar que vaya enfriando.
Repetir la operación con los 150 grs. de chocolate blanco (utilizar el resto de la leche, de la nata y del azúcar).
Mientras la primera capa de chocolate negro ya ha tenido que endurecerse, si es necesario meter el molde en la nevera para que enfríe antes. Con un tenedor raspar la superficie de la capa de chocolate negro, pues así conseguiremos que esta capa y la de chocolate blanco se unan y no resbalen.
Cuanto la capa de chocolate negro esté cuajada añadir despacio (verter sobre una cuchara boca abajo para no romper la capa de chocolate negro) el líquido con el chocolate blanco.
Dejar enfriar y meter en la nevera, la tarta deberá estar un día en la nevera antes de consumirse.
Posteriormente decorar con lo que queramos: virutas de chocolate, galletas, lacasitos...
Personalmente no me gustan las cosas muy empalagosas, por lo que yo no añado nunca nada de azúcar, para mí gusto el dulzor que da el chocolate es suficiente.

miércoles, 7 de noviembre de 2007

El Palacio Real de la Granja de San Ildefonso












































.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
El mismo día que visitamos Segovia capital estuvimos por la mañana en la Granja (está a menos de 20 kms. de Segovia).
Está situado a unos 90 kms. de Madrid en la provincia de Segovia y en la vertiente norte de la sierra de Guadarrama, por lo que los paisajes son preciosos. Este palacio es una de las obras civiles más representativas del barroco español.
En 1721 Teodoro Ardemans transformaría el antiguo convento en Palacio Real. El templo al que se le adosan cuatro torres conforman el primer Palacio de La Granja y modificaciones posteriores darían lugar al actual Palacio. Lo mandó construir Felipe V y es una recreación de los palacios franceses de la época.
Felipe V se retiró a este lugar en 1724 y durante los años siguientes engrandeció el palacio y sus jardines. Desde entonces todos los monarcas, hasta Alfonso XIII, han utilizado este palacio como residencia de verano.
Además del exterior es destacable el interior por su belleza y lujo, con importantes colecciones de tapices, pinturas y otras obras de arte.
Puede visitarse, y como todos los edificios que pertenecen al Patrimonio Nacional, los miércoles (incluso los festivos) su visita es gratuita.

Otras fotografías de Segovia






















.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
Os dejo otras fotografías de nuestra excursión el pasado 1 de noviembre a Segovia.
Las tres primeras corresponden a la iglesia de San Martín. Está situada en la Plaza de Juan Bravo, a mitad de camino entre la Plaza Mayor con su catedral y el acueducto.
Es un edificio de tres naves, crucero con cimborrio de ladrillo y cabecera tripartita (el ábside central fue sustituido como se puede ver en la primera foto, resultando un terrible añadido al estilo románico del edificio). La torre románico-mudéjar es soberbia con arcos de ladrillo sobre columnas pétreas. Es del siglo XII.
También destaca la galería porticada. Los capiteles del ala norte son de gran calidad a pesar del deterioro de la piedra caliza. Podeis ver esta galería en la segunda y tercera fotografía.
Las tres últimas fotografías son del alcázar de Segovia. Es una pena que llegamos allí ya de noche y no tengo fotografías de mejor calidad.
Aunque la construcción actual viene del siglo XV, ya existía anteriormente a esos años un antiguo castro. Sucesivos reyes lo fueron ampliando hasta darle la forma que tiene hoy en día. En 1862 un incendio destruyó casi todo su interior, por lo que en la época de Alfonso XII fue restaurado.

martes, 6 de noviembre de 2007

El acueducto de Segovia





.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.


No hay suficientes documentos ni inscripciones como para asegurar el origen de la construcción del acueducto de Segovia, y ha sido atribuido a Trajano, Claudio, Nerva o a Dominicano. Lo que se puede asegurar es que su construcción se realizó a finales del siglo I o principios del siglo II.
Los sillares son de granito (piedra berroqueña) labrados toscamente y colocados en seco (no están unidos por masa ni por cemento alguno), y con un número cercano a los 25.000. El ático es de mampostería y en su interior se encuentra el canal, rodeado de hormigón romano e impermeabilizado.
Es una obra maestra de la ingeniería, pues se mantiene por el equilibrio perfecto de fuerzas sin utilizar cementos.
Nace a unos 18 kms. de Segovia, en la Acebeda, donde recoge las aguas del río Frío. La primera parte de la construcción es sencilla, se llega a una cisterna donde se almacena el agua y luego se conduce el agua a una segunda torre donde se limpia. Continúa la construcción y ya llegamos a la parte más conocida del acueducto, donde se forman dobles arquerías que van aumentando de tamaño hasta alcanzar una altura máxima de 28,10 metros en la Plaza del Azoguejo.
Los Reyes Católicos restauraron partes del acueducto que habían sido destruidas por los musulmanes; además, sustituyeron a los dioses paganos romanos por imágenes de San Sebastián y la Vírgen.

La catedral de Segovia
















.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
La catedral de Segovia se construyó entre los años 1525 y 1577. Por eso resulta curioso que su estilo predominante sea el gótico, pues cuando empezó a contruirse este estilo estaba anticuado y la novedad era el estilo renacentista. Como las obras las realizaron sucesivamente varios arquitectos en la catedral se mezcla el estilo gótico con el renacentista, el barroco y el neoclásico.
La primera fotografía es de la puerta de San Frutos. La puerta se compone dos cuerpos, en el inferior cuatro columnas dóricas y en el superior dos corintias, y sobre ellas se puede ver un frontón triangular. Es del siglo XVII.
En la segunda fotografía podemos ver una torre de 88 metros de altura, que fue la más alta de la época. Su estilo es gótico y en un principio fue rematada por un capitel de madera de caoba traido de América, pero al ser destruido por un rayo se sustituyó por una cúpula de estilo herreriano que rebajó la altura de la torre en 12 metros.
En la cuarta fotografía podemos ver la puerta de Santa María (a cada lado tiene una puerta menor), que da al exterior a un gran patio cerrado por una verja.

Patatas gratinadas a mi estilo




.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
Ingredientes
.
Patatas pequeñas de guarnición
Taquitos de jamón serrano
Leche
Harina
Mantequilla
Aceite de oliva
Sal
Nuez moscada
Queso rallado
.
Elaboración
.
Cocer las patatas, ya sea al vapor o en agua. También son muy prácticas las patatas que venden ya cocidas en tarros de cristal o en envases de plástico. En una sartén poner un poquito de aceite, echar las patatas y rehogar hasta que se doren por ambas caras. Añadir los taquitos de jamón y dejar unos minutos. Rectificar de sal. Mientras hacer una bechamel. Yo pongo igual cantidad de mantequilla que de harina, y añado leche hasta que queda la textura que me gusta. Le pongo sal y un poquito de nuez moscada. En una bandeja disponer las patatas con los taquitos de jamón, cubrir con bechamel y espolvorear queso rallado. Meter en el horno o microondas para gratinar.