Me llamo Maite, y entre mis muchas aficiones se encuentra la cocina, viajar y los animales.

En este blog quería compartir con todos los que tengais un ratito para leerme algunas de las recetas de cocina que hago, los sitios que he visitado y algunas otras cositas que me parezcan interesantes.

Tengo que agradecer a muchas personas la ayuda que me han prestado dándome recetas; no quiero nombrar a nadie pues seguramente dejaría fuera a alguien sin querer.

Algunos foros de cocina me ayudaron mucho en mis comienzos, y aunque ahora no participo en ellos sigo dándoles las gracias por los conocimientos que compartieron conmigo, y por las buenas amistades que me han quedado de esa época.

El blog lo inicié ya hace unos años, pero por diversos motivos lo he tenido abandonado bastante tiempo. Ahora tengo ocasión de volver a compartir mis experiencias con vosotros.




viernes, 28 de septiembre de 2007

Asturias






.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
Aunque en verano estuvimos en Cantabria nos pasamos un par de días por Asturias: vimos Ribadesella (segunda foto) y Llanes (tercera foto).
La primera fotografía es el mar y las rocas vistos desde Ribadesella, el mar es precioso.

Más sobre Cantabria



























.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.


Os dejo unas fotografias de varias localidades cántabras que hemos visitado este verano. De arriba hacia abajo:
Santillana del Mar - Santander - Playa de San Vicente de la Barquera - Playa de Prellezo (Berellín) - Potes - Cabezón de la Sal - Bárcena Mayor

miércoles, 26 de septiembre de 2007

Tarta fresca de moras




.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
Ingredientes
.
Una taza grande llena de moras
Medio litro de leche
Cuatro cucharadas de azúcar
Un sobre de gelatina neutra
Una tarrina de queso de untar tipo Philadelphia (unos 200-250 grs.)
Galletas maría
Mantequilla
.
Elaboración
.
Triturar las galletas, mezclar con la mantequilla ablandada y poner en la base de un molde desmoldable (cubrir toda la base del molde con las galletas y mantequilla, apretando bien, para que quede compacto).
Del medio litro de leche separar un vaso y echar en el vaso la gelatina. Poner el resto de la leche a calentar en un cazo. Cuando hierva añadir el vaso de leche con la gelatina y dejar en el fuego hasta que vuelva a hervir. Retirar del fuego y dejar entibiar.
Mientras triturar en la batidora o en la picadora las moras, el azúcar (la cantidad de azúcar dependerá de nuestro gusto personal y de lo dulces que estén las moras) y la tarrina de queso. Añadir la leche con la gelatina ya tibia y mezclar bien. Echar la mezcla sobre la base de galletas y mantequilla. Meter en la nevera hasta que cuaje (yo lo dejo de un día para otro).
Desmoldar y decorar; puse por encima mermelada de moras.

Mermelada de moras




.
.
.
.
.
.
.
.
Ingredientes
.
750 grs. de moras
500 grs. de azúcar
El zumo de un limón y medio
.
Elaboración
.
Lavar muy bien las moras (yo lo hice incluso con Amukina, para quitar bien las bacterias) y quitarles los rabitos. Echar el azúcar por encima y dejar un par de horas.
Poner en un cazo al fuego las moras, azúcar, y el zumo de un limón y medio. Que el fuego esté bajo para que se cocinen lentamente. Remover de vez en cuando con una cuchara de madera. Yo las tuve en el fuego más de una hora, depende también si queremos que la mermelada quede más espesa o más líquida.
Mientras herví dos tarros de cristal y las tapas (quitadas de los frascos) para esterilizarlos. Cuando la mermelada esté hecha rellenar los tarros hasta arriba (que la mermelada esté caliente), tapar bien los frascos y dejar boca abajo durante un día para que se haga el vacío. Así la mermelada se conserva varios meses.

martes, 25 de septiembre de 2007

Tortas de aceite y anís




.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.







Ingredientes

100 grs. de agua templada
100 grs. de aceite de girasol
10 grs. de levadura prensada ó ½ sobre de levadura instantánea de panadería
350 grs. de harina
1 cucharada de anises
2 cucharadita de ajonjolí
¼ cucharadita de sal
200 grs. de azúcar (más el azúcar para rebozar)

Elaboración

Verter en la cubeta de la Chefo los ingredientes, primero los líquidos (calentar el agua y el aceite antes en el micro, pero sólo templar, para que no maten a la levadura), y después los sólidos (acabar con la levadura). Poner el programa 51.
Cuando todo esté bien mezclado dejar reposar unos minutos.
Extender a continuación con el rodillo y dejar la masa muy fina. Cortar la masa con la forma que se desee. Pasarlas por azúcar, colocar sobre papel de horno e introducir en el horno precalentado a 180°C. Dejar de 10 a 15 minutos hasta que estén doradas.

lunes, 17 de septiembre de 2007

Burrolandia (Tres Cantos-Madrid)





































.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
Está cerca de Madrid capital, al norte. Se puede visitar los domingos por la mañana de 11 a 14. La entrada es gratuita. Si se desea colaborar se pueden comprar camisetas, pins para la nevera, productos de leche de burra...; se puede dejar algún donativo, o llevar comida para los burros: frutas, verduras, pan duro...
Ha sido una experiencia inolvidable. Hay unos 30 animales sueltos por el recinto, en algunos momentos te veias rodeada de díez burros que te pedían cariño y alguna chucheria. Son todos muy cariñosos y tranquilos. También había unos pequeños establos con burros, algunos de ellos enfermos debido a la desisia y maltrato humano. Muchos de estos burros han sido salvados de mataderos, y rescatados de dueños que los apaleaban y no les ofrecían ni los cuidados mínimos. Daba mucha pena ver a un pobre burrito que llevaba allí sólo un mes. Cuando fue rescatado tenía los cascos tan crecidos que no podía andar y llevaba varios años postrado en el suelo porque no podía ni ponerse de pié; como consecuencia de ello se había llenado de llagas. El dueño no quería saber nada del pobre animal. Lo rescataron, y en este mes ha mejorado mucho, le cortaron las pezuñas y ya se levanta y anda, aunque todavía torpemente; todavía tiene bastantes heridas, pero nos comentó el veterinario que seguramente saldría adelante (gracias a que lo habían rescatado).
Otro burrito tenía la espalda deformada y hundida; desde muy pequeño le habían puesto mucha carga encima y al no ser adulto su espalda se fue deformando. Ahora ya es mayor y es precioso, pero su espalda deformada mostrará para siempre el maltrato que sufrió con sus primeros dueños.
Otro burrito tenía las patas delanteras deformadas, no por maltrato, sino por un defecto de nacimiento. Lo iban a llevar al matadero y menos mal que la asociación llegó a tiempo para salvarlo. Ahora el animal vive feliz, no puede correr como los otros pero sí puede comer y andar aunque un poco torpemente.
No todas la historias son tristes. Además de rescatar animales promueven su procreación para ayudar a que los burros no se extingan, por lo que había varios burritos pequeños, daban ganas de comérselos a besos, eran preciosos.
También tenían un pony, gallinas, palomas, pavos, un huerto... A los niños les dan paseos en carro tirado por un burrito (como ya he dicho todo gratutito), y demostraron cómo se les cortaban los cascos a los animales haciéndolo en directo con uno.
Nosotros les llevamos zanahorias, daba gusto ver cómo se las comían. Otras personas les llevaron pan, manzanas, naranjas... A las gallinas también les llevamos comida, les echamos arroz y se pusieron como locas.

Os dejo el enlace a su página web:

jueves, 13 de septiembre de 2007

Cómo escalfar un huevo fácilmente














.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.


Os comento una forma de escalfar un huevo de forma fácil y rápida por si alguien no lo sabe.
Necesitamos plástico film. Se recorta un trozo. Pongo una tacita de café en la encimera y recubro todo el interior con el plástico, dejando un buen trozo que sobre para poder luego cerrarlo.
Se pone un huevo dentro de la tacita, sobre el film, y si se desea se salpimenta.
Se agarran los bordes del plástico y se enrollan haciendo un paquetito con el huevo en su interior.
Se pone una cacerola al fuego con agua suficiente para que cubra todo el huevo, y se sumerje el paquetito con el huevo dejando el plástico enrollado hacia arriba fuera del agua para que se pueda agarrar fácilmente.
Se deja un rato con el agua caliente. El tiempo dependerá de si queremos el huevo bien cocido, o si queremos la yema líquida.
Cuando el huevo esté hecho se saca el paquetito, se desenvuelve con cuidado para no quemarnos y ya tenemos el huevo escalfado.
Con este método pueden hacerse varios huevos a la vez.

martes, 11 de septiembre de 2007

Comillas
















Este verano hemos estado en Cantabria. Como no ha hecho buen tiempo nos hemos dedicado a hacer muchas excursiones. Uno de los pueblos que hemos visitado ha sido Comillas. Es muy turístico debido a sus bonitos paisajes y a sus monumentos. Tiene también playa. Hay muchos restaurantes, alojamientos, tiendas...
En la primera foto se puede ver El Capricho de Gaudí, construido en 1885, y una de las tres únicas obras de Gaudí situadas fuera de Cataluña. Actualmente este edificio es un restaurante. También tiene una tienda donde se pueden comprar recuerdos.
En la segunda fotografía se puede ver el Palacio de Sobrellano, obra neogótica del siglo XIX. Junto a éste se encuentra la Capilla de los Marqueses de Comillas, también de estilo neogótico.
En la tercera fotografía se ve, a lo lejos, la Universidad Pontificia, una de las mejores obras del modernismo catalán.

lunes, 10 de septiembre de 2007

Mis galápagos





























Os presento a mis galápagos, vulgarmente se les conoce como "tortugas mapa".
Tengo dos, son de tamaño similar y me los regalaron hace unos seis años. En las fotos del final pongo mi mano junto a una de ellas para que os hagais a la idea de lo grandes que están.
Creo que las dos son hembras; una de ellas (la de las últimas fotos) sé que es una hembra seguro, pues ha puesto varios huevos, y vimos cómo ponía en directo uno de ellos.
En un problema ternerlos ahora en casa, pues al ser tan grandes necesitan un acuario enorme. A la hora de limpiarlo es complicadísimo, y lo peor es en el mes de las vacaciones, porque ni es posible llevar el acuario con los galápagos cuando viajamos ni tampoco dejárselo a alguien para que lo cuide. Lo único que podemos hacer es que mis padres suban a echarles de comer cuando no estamos. Pero llegará un día en que mis padres ya no estén para hacerlo..., con lo que no sé cómo nos apañaremos entonces. Estos animales me encantan, pero por las complicaciones que traen yo nunca los hubiese comprado, pero al ser un regalo... tuve que aguantarme.