Me llamo Maite, y entre mis muchas aficiones se encuentra la cocina, viajar y los animales.

En este blog quería compartir con todos los que tengais un ratito para leerme algunas de las recetas de cocina que hago, los sitios que he visitado y algunas otras cositas que me parezcan interesantes.

Tengo que agradecer a muchas personas la ayuda que me han prestado dándome recetas; no quiero nombrar a nadie pues seguramente dejaría fuera a alguien sin querer.

Algunos foros de cocina me ayudaron mucho en mis comienzos, y aunque ahora no participo en ellos sigo dándoles las gracias por los conocimientos que compartieron conmigo, y por las buenas amistades que me han quedado de esa época.

El blog lo inicié ya hace unos años, pero por diversos motivos lo he tenido abandonado bastante tiempo. Ahora tengo ocasión de volver a compartir mis experiencias con vosotros.




lunes, 30 de julio de 2007

Rollitos de pechuga de pollo rellenos de paté

Ingredientes

Varias pechugas de pollo
Paté
Leche evaporada
Vino blanco
Una cebolla
Aceite de oliva
Sal
Pimienta blanca
Maizena

Elaboración

Hacer las pechugas filetes finos y salpimentar. Poner en cada filete un poco de paté y enrollar bien.
Encencer la Chefo, programa 91, una hora y media. Echar un poco de aceite de oliva en la cubeta. Picar la cebolla y echar en la cubeta para rehogarla. Vigilar que no se queme.
A los quince minutos poner los rollitos de pechuga. Echar un poco de vino blanco y un buen chorro de leche evaporada (hasta casi cubrir los rollitos). Desleir una cucharadita de Maizena en un poco de leche evaporada y echar a la cubeta. Dejar terminar el programa.
Pasar la salsa por la batidora antes de servir.
Si no se tiene Chefo se hace igual en una cacerola, sólo cambiaría el tiempo (en cacerola tardan menos en hacerse las pechugas).

2 comentarios:

M.Carmen dijo...

Me apunto la receta.
Como ves, suelo hacer las tuyas, aunque sin chefo. Yo uso la pizza pan

Maite dijo...

Gracias guapa.
Yo también tengo la pizza pan, pero la verdad es que casi no la uso... tengo que animarme a utilizarla más.